Las caras de la contaminación ambiental: flora y fauna


Por Andry Mora | [email protected]

En la pasada edición de HOLA News, hicimos referencia a la grave problemática con respecto al nivel de contaminación al que hemos llevado a nuestro planeta Tierra los mismos seres humanos.

Puntualmente, señalamos los daños considerables a través de agentes de contaminación al medio ambiente. Conocimos números preocupantes, por ejemplo, según estudios de la Organización Mundial de la Salud (OMS), al menos nueve de cada 10 habitantes del planeta, respira aire contaminado.

Ahora, ¿Cómo impacta la contaminación del medio ambiente en la flora y fauna?
Esta contaminación ha provocado la destrucción de un gran porcentaje de la biodiversidad en la tierra. Según los ambientalistas, “los factores artificiales que dañan la flora y fauna, son básicamente la contaminación, la lluvia ácida y la deforestación, sumado a la caza indiscriminada.”

DAÑOS
El cambio climático, generado por el mal trato al medio ambiente, acelera la extinción de la flora y fauna. El aumento de temperaturas, la desertificación, la caza ilegal y la deforestación contribuyen a cambios irreversibles que se están produciendo en el hábitat de animales y plantas y amenazan con poner en peligro a varias especies.

Es el caso del oso polar. Aunque este ha representado muchas veces la lucha contra el cambio climático, existen muchas otras especies que también se encuentran en lista roja, como el orangután de sumatra, la tortuga baula, el atún rojo, el elefante asiático, el leopardo de las nieves y la vaquita marina, este último está en estado crítico pues según datos recientes, solo quedan 30 ejemplares de esta especie.
La agresiva actividad humana, la deforestación y la emisión de gases de efecto invernadero, vulneran cada vez más el suelo, lo que causa una pérdida de su capacidad de atrapar y retener humedad, alterando los ciclos hidrológicos.
Varios científicos pronostican periodos de sequías e inundaciones más prolongados en los próximos años. Según la Organización Mundial Meteorológico (OMM), las sequías provocan inseguridad alimentaria a millones de personas a nivel mundial, dejando en urgencia alimentaria acasi 40 países.

Así mismo, el cambio climático y sus consecuencias tienen una gran influencia en la salud del mundo. La OMS, prevé que entre 2030 y 2050 el cambio climático causará unas 250.000 muertes adicionales cada año, debido principalmente a enfermedades como paludismo, diarrea, malnutrición y estrés calórico. Asimismo, se estima que el costo de los daños en temas de salud llegará entre 2.000 y 4.000 millones de dólares de aquí a 2030.

CAMBIOS
Tras de la aparición de la pandemia del COVID-19 el mundo se ha visto obligado a hacer cambios en su estilo de vida, estos han reportado beneficios al medio ambiente, producto de la cuarentena a la que se ha sometido la mayoría de la humanidad,.
Aunque no ha sido una acción voluntaria y consciente, se reportan desde distintas partes mejoras en el ecosistema.

Es el caso de China, donde luego de varios días en cuarentena, la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA) confirmó una reducción de la contaminación en la nación asiática. Imágenes satelitales muestran hasta una disminución del 25 por ciento.

En América del Sur, también se conoce el impacto positivo de esta misma situación. En Neiva, capital del departamento colombiano del Huila, fue vista una zarigüeya cargando a varias crías en su lomo y caminando por las calles. Luego de la cuarentena decretada en ese país, usuarios reportan en redes sociales que la fauna y la flora toma avenidas y espacios normalmente transitados por los humanos.

Además, en las últimas semanas se han reportado apariciones de especímenes de la fauna, especialmente, de osos palmeros o también llamados hormigueros gigantes, de los mamíferos más distintivos de esta zona.

La situación de cuarentena obligatoria ha sido propicia para que los animales salvajes busquen recuperar espacios naturales para alimentarse.

En Europa, dos casos nos enseñan lo beneficiado que ha sido el medio ambiente por este alejamiento de la humanidad. En Barcelona, España, se han registrado jabalíes pastando en medio de las calles, otra señal de lo que la sobre población y la actividad industrial indiscriminada hacen al ambiente.

En Italia. la congestión y los malos olores de las aguas estancadas en los canales de Venecia provocó que uno de los lugares turísticos más relevantes del mundo registre cada día más contaminación ambiental. Sin embargo, tras la cuarentena decretada y las fronteras cerradas por el coronavirus, los canales muestran un agua cristalina donde, por primera vez en décadas, se pueden ver las algas marinas y peces.

Todos estos acontecimientos revelan claramente que la contaminación de la flora y fauna es producto de las actividades humanas que originan al mismo tiempo: la polución del aire, agua y el suelo. Esta modificación reduce la biodiversidad del planeta y en consecuencia; la calidad del ambiente y de la vida humana.

SOLUCIONES
Expertos en el área del cuidado ambiental, dan recomendaciones puntuales y fáciles de procesar, soluciones para prevenir o reducir la contaminación de la biodiversidad.

Walter Espinoza, de la organización conservacionista del medio ambiente, Planeta Verde, de Carolina del Sur, nos comenta, “el conocimiento y conciencia de la población ante este problema ambiental, conservación de los hábitats, paisajes y ecosistemas.

También, proyectos sostenibles, consumo responsable, estilo de vida y desarrollo sostenible con todos los recursos naturales”.
Después de todo esto, ¿Qué estamos haciendo para salvar nuestra casa, el planeta Tierra?


Source: Hola News


Like it? Share with your friends!

0

Comments 0

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may also like